Ruido excesivo en entornos, una de las principales causas para pérdida auditiva


Novedades

Desde 2007, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el 3 de marzo como el Día Internacional de la Audición concientizar al público y fomentar actividades comunitarias en pro de la salud de los oídos y la audición.

Bogotá (D.C.), 3 de marzo de 2015.- En el marco de la celebración del Día Internacional de la Audición, el Ministerio de Salud y Protección Social hace un llamado para promover la audición segura con el fin de disminuir el número de casos de pérdidas auditivas que se presentan por la exposición involuntaria a altos niveles de ruido generado en el ambiente.

En el país, cerca de cinco millones de colombianos, es decir casi 11 por ciento de la población total, padecen problemas de audición y se estima que entre la población laboralmente activa de 25 a 50 años la prevalencia de la pérdida de audición por exposición a ruido es de un 14 por ciento.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó para el año 2013 que 360 millones de personas presentan pérdida de la audición, lo que representa un 5,3 por ciento de la población mundial, de éstos, 32 millones son niños y niñas.

Por esto, la misma Organización estableció niveles máximos de ruido en los diferentes ambientes. En Colombia se ha establecido que el máximo permitido durante las horas del día en las zonas residenciales es de 65 decibeles (dB); en zonas comerciales e industriales, hasta 70 dB y en zonas de tranquilidad 45 dB; mientras que en las noches el máximo permitido es de 45 dB en zonas residenciales; 60 dB, en comerciales; 75 dB, en industriales; y 45 dB, en tranquilidad.

“La intensidad del sonido se mide a través de decibeles, que está relacionada con la capacidad de resistencia del oído al ruido, es decir lo máximo que puede soportar. La exposición de las personas a altos niveles de ruido está directamente asociada a la pérdida de la audición, a la alteración de la salud,  de la tranquilidad y bienestar, provocando estados de estrés, pérdida del sueño, ansiedad, depresión y cambios en el comportamiento, llegando a conductas agresivas y baja productividad”, señala Fernando Ramírez Campos, Subdirector de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social.

Agrega que la exposición involuntaria a sonidos prolongados o repetitivos de por lo menos 85 dB puede causar la pérdida auditiva inducida por el ruido. “Una conversación normal mide aproximadamente 30 decibeles, las fuentes de ruido fijas y móviles que pueden causar hipoacusia por influencia de ruido, ya sea proveniente de la música a elevados niveles de bares, conciertos o de los reproductores de audio, también de las motocicletas y armas de fuego, que emiten de 80 hasta 150 decibeles. Un solo impacto de ruido puede ser el causante de que la persona se quede sorda”.

Medidas de prevención

Las medidas de prevención se establecen según el riesgo de exposición en los diferentes entornos, por esto se recomienda aplicar las siguientes conductas protectoras.

-    En instituciones de salud

Informar y educar a los usuarios sobre las pautas de cuidado del oído, medidas de prevención y conductas protectoras, y capacitar al personal de salud sobre alertas tempranas de daño auditivo y a la salud, detección precoz y rutas de atención.

-    En el sector educativo

Informar a los estudiantes sobre las normas de protección del ambiente y realizar actividades que inviten a preservar los ambientes tranquilos como entornos protectores, promover comportamientos apropiados para reducir el ruido en el aula y el bienestar docente, e implicaciones de la contaminación sonora y daños en el ecosistema producidos por los altos niveles de ruido.

-    En el lugar de trabajo

Informarse y aplicar los programas de conservación auditiva de la empresa y de la Administradora de Riesgos Laborales (ARL), conocer los elementos de protección personal adecuados para cada tipo de ruido y conocer los acuerdos de convivencia para evitar generar ruido innecesario a los demás.

-    Usuarios de tecnología

La tecnología hace la vida más fácil; sin embargo, cuando no se asumen las medidas de precaución y cuidado, hace daño. El uso a alto volumen de auriculares para escuchar música contribuye al daño irreversible en las células ciliadas debido a la presión sonora que ejerce el nivel de volumen cerca del oído, ocasionando perdida de la audición.

Controlar la exposición a decibeles peligrosos provenientes de la tecnología de uso cerca del oído, implementando la regla AA / 60 - 40 dB, es decir, use el reproductor musical máximo sesenta minutos al día a menos de 40 dB de volumen con un mínimo de audibilidad, ya sea en ambientes ruidosos o en silencio, para conservar la mayor sensibilidad auditiva intacta y sana.

-    Población general

Conocer las normas para el control de la perturbación del orden público, contaminación auditiva y del ambiente, para poder ejercer el derecho a la tranquilidad  e intimidad.

Enterarse de las medidas generales de control en las fuentes de ruido para no exponer los oídos innecesariamente a altos niveles de volumen, especialmente cuando se asista a conciertos, bares y discotecas, porque el ruido excesivo genera el llamado Tinnitus o zumbido en el oído que puede ser transitorio o permanente y altera la calidad de vida.

-    Sector residencial

Conozca el código de policía; usted tiene el derecho a la tranquilidad y la responsabilidad de no molestar a otros con el ruido de electrodomésticos, música y otros artículos o fuentes de ruido en el hogar.

Se recomienda no comprar juguetes para niños que produzcan excesivo ruido y leer las instrucciones de uso de equipos y aparatos para conocer las medidas de precaución y la necesidad de usar elementos de protección personal contra el ruido.

Aprenda a reconocer el sonido de calidad y evite la exposición o el uso de equipos de sonido que carezcan de confort y ergonomía auditiva, es decir que suenen distorsionado, opaco, reverberante, muy agudo o muy grave.

fuente  Min Salud
  • Actualmente 0.00/5
Calificación: 0.00/5 (0 votos registrados)

Share It!